viernes, 7 de septiembre de 2012

Carácter del Husky Siberiano

El carácter y comportamiento del siberian husky puede resultar particular para la mayoría de personas que no conozcan esta raza de perro. Por ello en ocasiones escucharemos palabras como "desobediente" o "escapista" entre otras, a menudo dichas por personas con una total ignorancia sobre el husky siberiano.

Al igual que un perro de raza chihuahua no es apto para labores de guarda y defensa (por razones obvias), el siberian husky fue seleccionado para unas tareas concretas y tiene un comportamiento acorde a ellas.
Estas fueron principalmente de trabajo en tiro de trineo en las tribus nómadas de donde es originario.

Husky Siberianos en la Nieve con Trineo
Husky Siberianos en la Nieve con Trineo

Por ello era necesario erradicar cualquier signo de agresividad hacia sus congéneres, ni por supuesto hacia las personas que convivían y trabajaban con ellos. Como curiosidad y para que os hagáis una idea del tipo de selección tan estricta que tiene la raza, a menudo los perros eran los únicos "juguetes" que tenían los niños en las tribus, por lo que al menor signo de agresividad por parte del perro, directamente lo sacrificaban (Historia del Siberian Husky).

El Husky Siberiano es un perro obstinado e independiente, que aprende con rapidez, aunque no siempre esté dispuesto a obedecer. Con su familia es cariñoso y con los extraños es amigable. Le atraen los niños. Ágil, rápido y resistente. Se adapta bien al clima templado, aunque no está hecho para la ciudad. Más bien aúlla que ladra.

No muestra las cualidades de un perro de guarda, no es desconfiado con los extraños ni agresivo con otros perros. Dado que es una raza que acostumbra a vivir en manada, en grupo, tomará a la familia como tal. El Husky distingue a la perfección al líder familiar, o líder de la manada, pero no se dejará doblegar fácilmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario